Información técnica

SÍNTESIS DE LA NORMA UNE 53956 PARA PISCINAS PREFABRICADAS iGUi

TRAZADO DE LA PISCINA – Se traza la piscina en la parcela respetando las normas urbanísticas de la comunidad o Municipio, datos que aportará la propiedad.

EXCAVACIÓN – Se realiza excediendo en 60 cm en sus ejes, ejemplo: para una piscina de 9,00 x 4,00 (medidas interiores) debe realizarse una excavación de 9,60 x 4,60. Se recomienda que la piscina quede 10 cm aprox. por encima del nivel del suelo, para ello se debe realizar la excavación con la profundidad de cada modelo.

SOLERA – Para terrenos duros y coherentes se realizará una solera de hormigón armado de 10 cm (resistencia mínima HA-25 o similar). Para terrenos deficientes o de dudosa consistencia se recurrirá a una dirección facultativa. Debe estar nivelada en su eje transversal y en su eje longitudinal, y debe ser maestreada y completamente lisa en la superficie de apoyo del vaso.

DESCARGA Y FIJACIÓN – Se descarga el vaso ajustando su posición en la solera. El constructor controlará que no quede ninguna piedra ni material sobresaliente entre la solera y el fondo del vaso.

RELLENO – Se cierra con mortero el radio inferior de los paramentos verticales (paredes) en todo el perímetro, con esto se pretende evitar que entre arena o piedras entre la solera y el fondo del vaso. El relleno se realiza mezclando 25 Kg. de cemento por m³ de arena de río. Se comienza el llenado del vaso y cuando el nivel de agua alcanza 30 cm se empieza a rellenar el perímetro con la mezcla indicada, compactando y humedeciendo, teniendo el nivel de agua de la piscina siempre 30 cm por encima del nivel de relleno. Se deberá evitar que alrededor del vaso haya terrenos que permitan la filtración de agua en dirección a las paredes de la piscina y con ello el movimiento del relleno.

CORONACIÓN – Se construye un cinturón a la piscina a modo de zuncho perimetral. Se aplica una solera de aprox. 5 cm de hormigón con una armadura de pequeño calibre, y luego se presentan las piedras de la coronación para determinar las juntas y su posición exacta. La piedra se recibe con mortero.

POZO TESTIGO – Se debe instalar un registro que permita determinar la existencia y el nivel de agua en el perímetro de la piscina, así como la extracción de la misma en caso necesario. Se aconseja un diámetro de 200 mm.

FOCOS – En el caso de suministro de focos, la instalación eléctrica debe realizarla un instalador autorizado colocando las protecciones necesarias según normativa eléctrica. La caja de conexiones que viene con el foco, el constructor debe colocarla siguiendo la normativa M.E.B.T. 028, la cual indica que debe ir colocado a 1,20 m de distancia de la piscina y 20 cm por encima del nivel de la misma.

NOTA: – Se recurrirá a dirección facultativa para tomar las precauciones necesarias en el caso de:

  • Terrenos de relleno, arenosos, arcillosos o en general poco consistentes.
  • Instalaciones elevadas.
  • Cualquier otro tipo de instalación con peculiaridades especiales.

PISCINAS DE POLIÉSTER – CÓMO SABER SI SON DE BUENA CALIDAD

Logo calidadCARACTERÍSTICAS TÉCNICAS QUE SON SINÓNIMO DE CALIDAD

Las características principales que debemos buscar en una piscina de poliéster son: robustez estructural, estanqueidad y acabados de calidad que perduren en el tiempo. Te preguntarás cómo puedes distinguir las piscinas que cumplen satisfactoriamente estas características de las que no. En este artículo vamos a describir cómo revisar la calidad de las piscinas prefabricadas de poliéster.

 

¿QUÉ DETALLES NOS INDICAN QUE ESTAMOS ANTE UNA PISCINA DE BUENA CALIDAD?

Todos los fabricantes te hablarán maravillas de su propio producto, incluso algunos sacarán defectos a la competencia, pero está claro que no todos ofrecen la mejor calidad. Nosotros solo hablamos de nuestros productos. Vamos a ver a continuación en qué detalles nos tenemos que fijar para reconocer las piscinas de mayor calidad:

Que las piscinas de exposición estén colocadas de pie, sin sufrir deformaciones

¡Ojo! Asegúrate de que todo el peso de la piscina descanse sobre una de sus paredes cortas. Fíjate en que no esté colgada de una estructura que soporte su peso, ya sea por detrás o por los costados. Si es así y no se deforma es que definitivamente posee la robustez adecuada, lo que garantiza que conservará a lo largo de los años su forma original.

Que la instalación se realice sobre una cimentación de hormigón

Muchos fabricantes de piscinas de poliéster las instalan sobre grava o gravilla. Para ello argumentan que si se utiliza base de hormigón significa que las piscinas son de baja calidad, al no ser lo suficientemente robustas, necesitan un soporte rígido como el hormigón, si se instalasen sobre gravilla podrían romper en el mismo momento de la instalación. Pero lo que no te dicen estos fabricantes es que bajo este argumento lo único que están intentando es ahorrarse los costes de la cimentación de hormigón y además 1 día menos de instalación, con los costes de personal que ello conlleva.

Nuestras piscinas de poliéster pueden instalarse sobre una cama de gravilla de unos 15cm, pero en cumplimiento de la normativa UNE 53956 Instalación enterrada de piscinas prefabricadas de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV), y por un proceso constructivo más profesional, no nos ahorramos la cimentación de hormigón, y por ello instalamos nuestras piscinas sobre losa de hormigón armado de 10 cm.

Que el espesor del casco (vaso) sea como mínimo de 6 mm, que no nos lo oculten bajo espumas de poliuretano o similares.

La resina de poliéster junto con la fibra de vidrio, que es el material empleado en el cuerpo de la piscina, son bastante costosos. Algunos fabricantes utilizan espesores muy pequeños, de esta manera reducen costes. Para ocultar esta reducción de espesor emplean materiales de bajo coste como espuma de poliuretano y similares. El espesor de las paredes del casco, sin tener en cuenta los refuerzos, debe de ser de 6 mm como mínimo. Por desgracia, hay fabricantes que llegan al extremo de emplear unos escasos 3 mm en algunas zonas de la piscina, como el fondo. Presta atención a este punto, ya que es de vital importancia para asegurar que la piscina mantendrá su estanqueidad y su forma por muchos años.

Técnico dosQue el gelcoat (pintura) se vea de calidad máxima

Piensa en la pintura de un coche nuevo, perfectamente lisa y brillante, impoluta; así tiene que ser el acabado de las piscinas que te muestren en la exposición. Mírala de cerca, pasa la mano y te darás cuenta de cuál es la pintura de calidad, la que permanecerá muchos años sin decolorarse, conservando el brillo y todas sus propiedades. Hay fabricantes que prescinden de utilizar gelcoat y emplean pinturas de calidad mediocre, llegando a veces al extremo de añadir pigmentos a la resina de poliéster para ahorrarse el último paso de pintado. El gelcoat de una piscina de poliéster es su piel, lo que va a permanecer a la intemperie durante muchos años, bajo el agua con productos químicos y al sol. Además, la facilidad de limpieza de la piscina es directamente proporcional al buen estado del acabado, una pintura mate acumulará más suciedad y será más difícil de limpiar. No te la juegues, exige un gelcoat de calidad con un acabado perfecto.

 

CONCLUSIÓN

Si buscamos una piscina que nos ofrezca las mejores garantías y prestaciones conviene que verifiquemos los puntos anteriormente descritos. Seguro que no será la más barata, pero sí la que nos dejará llenos de satisfacción, especialmente a medio y largo plazo.

LA GRAN DUDA… PISCINA PREFABRICADA O DE OBRA, HE AHÍ LA CUESTIÓN

¡OJO!, LOS DOS TIPOS DE PISCINA SON VÁLIDOS

 

Lo primero que hay que tener en cuenta, ya sea una piscina prefabricada o de obra, es que funcionará a la perfección durante muchos años si está bien construida. El buen resultado depende del empleo de materiales de calidad y de que el proceso de instalación/ construcción haya sido correctamente ejecutado.

Desafortunadamente, en ocasiones, cuando una persona interesada en hacerse una piscina se dirige a un profesional del sector y le hace la pregunta sobre qué es mejor, si piscina prefabricada o de obra, hay algunos que responden utilizando como argumento de venta el miedo hacia alguno de los dos sistemas, atacando al que no utilizan para así defender el propio. A veces lo hacen por desconocimiento, otras veces de manera intencionada. No te dejes influenciar, ambos sistemas dan buen resultado, tan solo elige aquel que se adapte mejor a tus necesidades.

El sentido común nos dice que si un método constructivo de piscinas lleva muchos años en el mercado será porque funciona y, lo que está claro, es que tanto la piscina de obra como la prefabricada de poliéster tienen una larga trayectoria de muchos años en el mercado. Por supuesto que hay personas que han sufrido malas experiencias, y se pueden encontrar casos con ambos sistemas, pero suelen ser consecuencia de la falta de profesionalidad de la empresa instaladora/ constructora y no del tipo de piscina empleado. Por todo ello a la gran pregunta sobre qué es mejor, si una piscina prefabricada o de obra, hay una respuesta sencilla: ambos métodos funcionan a la perfección, escoge el que mejor se adecue a tus necesidades.

Así que vamos a resolver las dudas acerca de qué nos conviene más, piscina prefabricada o de obra. A continuación vamos a ver las ventajas e inconvenientes de cada clase de piscina.

 

PISCINAS PREFABRICADAS DE POLIÉSTERTécnico tres

 

Ventajas

  • Son más económicas que las de obra.

Dependiendo del modelo, pueden ser entre un 10% y un 20% más baratas.

  • Son más rápidas de instalar.

Es así, aunque es cierto que la diferencia de tiempo no es suficientemente significativa como para que sea un argumento de peso. Por ejemplo, para una piscina de 8×4 m, la de poliéster quedaría instalada en unos 5/6 días mientras que la de obra tardaría 10/12 días.

  • Instalación más limpia.

Al no tener que hacer la piscina in situ no tendremos las molestias causadas por el gunitado (proyección del mortero/hormigón), y acarreos de material de construcción, como arena, garva, ladrillos, ferralla, etc.

 

Desventajas

  • Limitaciones en cuanto a forma.

Aunque la gama de formas es muy amplia, disponemos de 20 modelos, hay que ceñirse a los modelos existentes. La piscina de obra sería la opción ideal en el caso de querer una piscina con una forma totalmente personalizada o querer aprovechar al máximo un espacio disponible reducido.

  • Limitaciones en cuanto a dimensiones máximas.

La limitación viene impuesta sobre todo por la necesidad de transportar la piscina desde fábrica, por ello no se hacen piscinas de más de 10,05 m de longitud, 4,40 m de ancho y 1,60 m de profundidad (medidas de lámina de agua con escaleras incluidas). Sí es cierto que algunos modelos pueden ampliarse con spas (jacuzzis) o cascadas adicionales, pero siempre como anexos.

 

PISCINAS DE OBRA GUNITADASTécnico cuatro

 

Ventajas

  • Libertad absoluta para definir la forma de la piscina.

Tu imaginación será el único límite para definir la forma de tu piscina. En algunos casos es fundamental poder hacerse “un traje a medida”, ya sea por razones estéticas, de funcionalidad o de aprovechamiento de espacio.

  • No tendrás límites en las dimensiones máximas del vaso.

Aunque las dimensiones de las piscinas privadas no suelen variar mucho de una a otra, sí hay casos en los que es recomendable ir a dimensiones mayores de lo normal. Por ejemplo, si el uso que se le va a dar es exclusivamente para nadar intensivamente, posiblemente será recomendable hacer una piscina muy larga y estrecha, de 2×15 m que en superficie equivaldría a una de 8×4 m. Otro ejemplo sería aquel cliente que quisiera instalar un gran trampolín, entonces necesitaría más profundidad de lo habitual.

 

Desventajas

  • Menos económica que la de poliéster.

Como ya dijimos antes, la prefabricada podría ser entre un 10% y un 20% más barata.

  • Tendrás que esperar un poco más hasta tenerla lista.

Como dijimos antes, no es un argumento de peso, a menos que para ti 5 días más marquen la diferencia.

 

CONCLUSIONES

Hemos tratado los factores que a nuestro juicio son más determinantes a la hora de decidirte por una piscina prefabricada o de obra. Por supuesto que hay otras diferencias entre ambos sistemas, pero que consideramos de menor interés para esta guía.

Por favor, si aún no tienes la seguridad si te conviene más una piscina prefabricada o de obra y quieres ampliar la información referente a algún aspecto en concreto, ponte en contacto con nosotros.

Y recuerda, ya sea de obra gunitada o prefabricada de poliéster, tu piscina te dará un excelente resultado, con nosotros estás en buenas manos. Ahora tan sólo queda valorar qué opción se adapta mejor a tus necesidades y gustos.

¿Ya has tomado la decisión sobre el sistema que más te conviene?
¿Quieres echar un vistazo a nuestras piscinas?